Elvira se deja emocionar por ADCAM y el Maasai Mara

img_2641

Elvira se deja emocionar por ADCAM y el Maasai Mara

Elvira trabaja en el Departamento de tiendas del Grupo Pikolinos, su día a día es estar frente a un ordenador analizando datos y pasando informes sobre los resultados de las ventas. Pero también es aventurera, ya se fue con la Fundación Vicente Ferrer a India estas pasadas navidades, y deportista, no hay deporte que se le resista: running, escalada, windsurf, etc. Y ahora ya tocaba, Kenya fue su último reto. Se atrevió a salir a correr  por las mañanas, siempre acompañada de un maasai, y dejarse sorprender por todas las maravillas que puedes encontrar en la sabana. Y esto es lo que nos cuenta de su experiencia:

“Se dice que una Imagen vale más que mil palabras. Pero ni mil imagenes pueden transmitir una emoción. Las emociones en Maasai Mara, en ADCAM, no se pueden reflejar en las cientos de fotos y los muchos videos que hemos hecho. Fue increíble ver todo aquello con Rosa y con William, y conocer el proyecto ADCAM.

Estar en medio de la sabana africana es como ir al origen de la vida. Solo está la sabana, los ñus, cebras, babuinos, elefantes, girafas… solo ellos y los maasai. 

Los animales, no son objetos de decoración esperando al visitante en un zoo. Son seres con sus hábitos, complejidades, costumbres… que interaccionan con el resto del mundo. Impone mucho acercarse a 2 metros de ellos, sintiendo un respeto y admiración. Bajarse y pasear en mitad de la sabana, observado por ñus y cebras. Presenciar el cruce de los ñus, o su intento paralizado por los cocodrilos. Ver como una manada de elefantes, se refresca a unos metros de unos hipopotamos. Conocerles, entenderles y aprender a seguir su rastro. Salir a correr y cruzarse con una familia de girafas…y soñar con hacer la media maratón entre ellos.

La noche es de los animales, y el día de los maasai. Convivir con ellos, divertirte, bailar, danzar, intentar seguir su ritmo. Aprender de su conocimiento de la sabana. Sentir que estas protegido por ellos. Presencia y aceptación es lo que les caracteriza. Vivir sorpresas, coincidir con las elecciones de su país y comprobar lo complicado que es, apreciar una puesta de sol, la lluvia, el frio y el calor, dormir y descansar, disfrutar de desayunos y comidas riquisimas

Y sobretodo, conocer el proyecto sandalias maasai. Hablaban de él con entusiasmo e ilusión y me hacían sentir orgullosa de trabajar en el grupo. Con Rosa, William, y Lilian, en su oficina me mostró como organiza y coordina a más de 2mil mujeres, a través de una simple libreta, dotes de gestión y esfuerzo.”