Marcha ilicitana por la accesibilidad

accesibilidad-elche-fundacion-juan-peran-pikolinos

Marcha ilicitana por la accesibilidad

El pasado sábado se celebró en Elche el Día de la Accesibilidad, que sustituye desde hace unos años al Día de la rampa. Un cambio de nombre aprobado por el consejo municipal de Diversidad Funcional para englobar a todos los colectivos. Este día tiene como objetivo sensibilizar a la sociedad para conseguir un entorno más accesible e inclusivo.

El punto de partida de la marcha fue el Centro de Congresos, donde más de un centenar de personas recorrieron algunas calles del centro a ritmo de batucada, aunque algunas de las mismas usuarias de sillas de ruedas echaron el falta recorrer algunas calles con aceras estrechas para visibilizar la dificultad que tienen las sillas de ruedas para acceder por determinadas zonas del centro de Elche. Durante el recorrido se repartieron folletos a los comerciantes para que tomen conciencia de la importancia de la accesibilidad de los establecimientos públicos para que las personas con movilidad reducida puedan acceder a ellos.

La marcha finalizó en la Plaza Santa Isabel donde se leyó un manifiesto por la accesibilidad por parte de Anoa y la Asociación Sin Límites,  dos de las organizadoras de este día, para reivindicar un entorno más accesible  y sensibilizar a los propietarios de los establecimientos para que vean que adaptar éstos no es un gasto, sino es una inversión. Puesto que, de esta manera, muchas más personas pueden acceder a los mismos.

A su vez diversos colectivos reivindican mejoras para la ciudad como los  usuarios de perros guía, que piden una red de semáforos acústicos con mando, que los autobuses avisen mediante voz de las próximas paradas, o desde la Asociación de Personas Sordas de Elche y Bajo Vinalopó reconocen que se está mejorando la accesibilidad en la ciudad, pero aún es escasa la figura del intérprete en centros públicos como museos, y faltan, insisten, recursos como sistema de video interpretación en ascensores ante una emergencia.

La mañana finalizó con muestras de teatro y talleres para reivindicar ciertas mejoras para adaptar espacios.

Como nota final, destacar que en esta marcha también estuvieron presentes Carlos González, alcalde de Elche y Teresa Maciá, concejala de Bienestar Social.