Acudimos a la presentación del Club Deportivo Globo

globo-fundacion-juan-peran

Acudimos a la presentación del Club Deportivo Globo

Ayer, miércoles por la tarde, tuvo lugar en el IES Severo Ochoa la presentación del nuevo Club Deportivo Globo, entidad para promocionar e inculcar el deporte adaptado en Elche y que cuenta con Desirée Segarra, deportista paralímpica en la modalidad de Boccia, como abanderada de este nuevo proyecto, e Iván Botella, compañero de la Fundación Juan Perán – Pikolinos y recientemente proclamado subcampeón del mundo de Slalom en Silla de Ruedas. Además, cuentan con personas con diferentes capacidades como son parálisis cerebral, daño cerebral o discapacidad física severa.

Unos de los objetivos del CD Globo es participar en diversas competiciones tanto a nivel autonómico, nacional e internacional en sus dos modalidades deportivas: Boccia y Slalom. A su vez, entre sus objetivos también se encuentran el fomento de práctica del deporte adaptado, organizará diversas ponencias y realizará actividades en la calle y en centros escolares.

Aunque el club se haya fundado en tierras ilicitanas también está abierto a captar deportistas de toda la provincia de Alicante, ya que como resume, Juan Ayala, presidente de la entidad «Vamos donde viven los chichos y echamos bolas con ellos en cualquier lugar, ya sea en un garaje o en un parque. Lo importante es que practiquen deporte y sean felices»

El CD Globo empieza a su camino centrándose en dos deportes. La Boccia, que consiste en un juego similar a la petanca, donde los jugadores deben de tratar de  acercar unas bolas, rojas o azules, a la bola blanca en que los participantes lanzan con la mano, el pie o ayudados por una canaleta, en función de su discapacidad motriz. Este deporte cuenta con la suerte de ser paralímpico.

Y por otro lado, el Slalom en Silla de Ruedas, que todavía no entra en la categoría de paralímpico a pesar de que cuenta con una larga trayectoria a nivel nacional y actualmente se está comenzando a expandir de manera internacional. Su práctica persigue el objetivo de que las personas que lo practican adquieran una mayor autonomía sobre la silla de ruedas.

La Fundación Juan Perán  – Pikolinos también se ha sumado a este proyecto de integración social en Elche colaborando con ellos.