Cena y actos de ADACEA por el día mundial del daño cerebral adquirido

cena-dano-cerebral-adquirido

Cena y actos de ADACEA por el día mundial del daño cerebral adquirido

ADACEA (Asociación de Daño Cerebral Adquirido de la provincia de Alicante) organiza este viernes 26 de Octubre, actos para celebrar Día Mundial del Daño Cerebral Adquirido. Por el mismo motivo, esta entidad saldrá a las calles de Alicante, San Vicente y Elche para compartir con la ciudadanía la ilusión y la necesidad de conocer y concienciar sobre el Daño Cerebral Adquirido. Desde las 10:00 hasta las 14:00 harán actividades con las personas que quieran asistir y a las 12:00h darán paso la lectura del Manifiesto Nacional del Daño Cerebral Adquirido.

Podéis encontrarlos en los siguientes sitios:

– Plaza da la Montañeta de Alicante.

– Hospital General Universitario de Alicante.

– Avenida de la Libertad de San Vicente del Raspeig (junto al mercado).

– Plaza de Baix de Elche.

Para dar más visibilidad a este día, nos proponen subir en vuestras redes sociales una fotografía en la que os pongáis una mano en la cabeza como símbolo del DCA y con el hashtag #conelDañoCerebral

Por otra parte, al día siguiente, 27 de octubre celebraremos nuestra Comida Benéfica en el SportClub Alicante. De 13:00 a 20:00 podremos disfrutar de un espacio de solidaridad y convivencia en el que disfrutar entre familiares y amistades. Durante la jornada habrá distintas actividades para mayores y niños: rifa, baile y karaoke, actuación de la cantante Rosa Ayala, castillo hinchable, monitores infantiles… El donativo de la comida benéfica es de 35€ y para los niños 15€. Podéis inscribiros en el formulario que encontraréis www.adaceaalicante.org, por teléfono (965133906-605283459)

La Fundación Juan Perán-Pikolinos colabora con su programa “Creciendo juntos”. Se trata de un Proyecto de intervención psicosocial y de integración social con menores afectados por DCAI, entre 6 y 21 años de edad, que gracias a la colaboración de la Fundación Pascual Ros, da forma y se consolida año tras año destinando nuestras acciones a los menores, favoreciendo su inclusión social y protegiendo una infancia feliz y normalizada, que en ocasiones se ve truncada por las secuelas del daño cerebral.