El Grupo de Voluntariado GEA instalada una potabilizadora en Mozambique

grupo-geea-fundacion-juan-peran-pikolinos

El Grupo de Voluntariado GEA instalada una potabilizadora en Mozambique

Nos han llegado noticias fantásticas desde Mozambique, debido a que el Grupo de Voluntariado GEA se ha desplazado hasta el mencionado país para instalar una potabilizadora de agua en una zona que carece de este bien tan básico para cualquier persona.

Esta expedición española está formada por dos bomberos de Alicante y un químico de La Coruña, que estuvieron acompañados por voluntarios de Cáritas para ayudarles con su trabajo. Y según nos cuentan, a medida que van pasando los días se van dando cuenta de la responsabilidad que tiene su trabajo por proporcionar agua potable, pero gracias a la confianza que iban cogiendo día a día, la presión por su trabajo desaparecía.

Además, los alumnos, personas autóctonas de la zona, poco a poco van cogiendo confianza para utilizar la potabilizadora por sí mismas y sin ayuda de nadie mediante de varios ejercicios, tanto de operación de la máquina como de medición de parámetros básicos de calidad de agua.

Por su parte, la expedición española, aprovechó este viaje para conocer la zona visitando varias de las zonas más afectadas por la catástrofe, así como al campamento gestionado por el Programa Mundial de Alimentos que se encuentra anexo al lugar donde damos formación.

En su último día en Mozambique, los voluntarios de GEA les regalaron todos los materiales que acompañan la potabilizadora: la piscina, medidor de cloro, turbidímetro y la caja de herramientas.

Estamos seguros que ha sido una experiencia irrepetible para los voluntarios del Grupo GEA.

La Fundación Juan Perán – Pikolinos también a se siente parte de este viaje, debido a su colaboración habitual con el Grupo de Voluntariado GEA, a través de su Programa de Búsqueda y Rescate que consiste en dar una respuesta inmediata ante cualquier catástrofe que ocurra en el mundo de forma rápida. El programa también consiste en una formación de dos años a todos los voluntarios que forman parte de este proyecto en búsqueda y rescate urbano, en equipos de localización, apuntalamiento, primeros auxilios, coordinación en planes de emergencia, etc. para posteriormente y ante cualquier catástrofe natural como por ej. Un terremoto se pueda trasladar un equipo de personas para realizar acciones humanitarias y ayuda a las personas afectadas.