Llevamos agua para Mozambique

grupo-gea-entrevista-fundacion-juan-peran

Llevamos agua para Mozambique

La semana pasada, nos visitaron Iván y Javier Rodes, dos hermanos voluntarios del Grupo de Voluntariado GEA de Alicante desde finales de la década de los 90, la visita sirvió para que nos contaran cómo fue su última experiencia en la ciudad de Beira, la cuarta ciudad de Mozambique. Lugar al que fueron para instalar una potabilizadora para que los habitantes de la zona tengan agua en buen estado, puesto que esta ciudad había sido destruida en un 90% después del ciclón Idai.

Según nos cuentan, este grupo de voluntariado nació para temas medioambientales, sobretodo, para proporcionar ayuda logística y humanitaria en cualquier parte del mundo cada vez ocurre alguna catástrofe.  Años más tarde, su campo de actuación se amplió hacia un carácter más social.

Este Grupo se caracteriza por ir con rapidez a cualquier zona del mundo que necesita ayuda, este es el caso de la ciudad anteriormente mencionada. Nos contaron que lo que más les impactó a su llegada fue ver las casas sin tejados y las palmeras despeinadas, como las llaman allí.

Durante las varias semanas que estuvieron allí, se quedaron impresionados por el alto interés e implicación de la gente del lugar, sobretodo de los técnicos de gestionar la depuradora. Según sus declaraciones, éstos trabajaron sin descanso hasta el último día para poder aprender a la perfección el funcionamiento de la depuradora. Es más, como anécdota nos contaron que el último día les pusieron una prueba: en un plazo de tres horas como máximo tenían que tratar el agua sucia y sea cual sea su resultado. Los voluntarios de Grupo GEA se la beberían. El resultado no pudo ser mejor, el agua que obtuvieron estaba impoluta y apta para el consumo humano.

Para finalizar dejaron un mensaje para todo aquella persona que quiera formar del Grupo del Voluntariado Gea y tenga ganas de hacer de este mundo un lugar mejor.

La Fundación Juan Perán – Pikolinos también colabora con el Grupo de Voluntariado GEA a través de su Programa de Búsqueda y Rescate que consiste en dar una respuesta inmediata ante cualquier catástrofe que ocurra en el mundo de forma rápida. El programa también consiste en una formación de dos años a todos los voluntarios que forman parte de este proyecto en búsqueda y rescate urbano, en equipos de localización, apuntalamiento, primeros auxilios, coordinación en planes de emergencia, etc. para posteriormente y ante cualquier catástrofe natural como por ej. Un terremoto se pueda trasladar un equipo de personas para realizar acciones humanitarias y ayuda a las personas afectadas.