26 de octubre, Día del Daño Cerebral Adquirido

img_0075

26 de octubre, Día del Daño Cerebral Adquirido

Como cada año desde el 26 de octubre del 2007, se celebra en España, el Día del Daño Cerebral Adquirido. Un día que sirve para que todas las entidades del Movimiento Asociativo se dan cita para realizar multitud de acciones para la sensibilización de la sociedad y la reivindicación de unas necesidades básicas de atención a las personas con daño cerebral y sus familia

El Daño Cerebral Adquirido (DCA) es una lesión repentina en el cerebro. Se caracteriza por su aparición brusca y por el conjunto variado de secuelas que presenta según el área del cerebro lesionada y la gravedad del daño. Estas secuelas provocan anomalías en la percepción, alteraciones físicas, cognitivas y emocionales.

La principal causa de daño cerebral es el ictus, seguida de los traumatismos craneoencefálicos y enfermedades como las anoxias, los tumores cerebrales o las infecciones. Los ictus se producen por la repentina interrupción del flujo sanguíneo en una zona del cerebro.  El 44% que sobreviven a un ictus desarrollan una discapacidad por el DCA.

Otros de los posibles, orígenes de una lesión cerebral es un golpe, es decir, un traumatismo craneoencefálico. Muchos de los traumatismos craneoencefálicos que causan daño cerebral se producen por un accidente de tráfico. Otras situaciones que pueden provocar un TCE son los accidentes laborales, las caídas o las agresiones físicas.

La Fundación Juan Perán – Pikolinos también colabora con las personas con Daño Cerebral Adquirido a través de ADACEA  con su programa “Creciendo juntos”. Se trata de un Proyecto de intervención psicosocial con menores afectados por DCAI, entre 6 y 21 años de edad, que gracias a la colaboración de la Fundación Pascual Ros, da forma y se consolida año tras año destinando nuestras acciones a los menores, favoreciendo su inclusión social y protegiendo una infancia feliz y normalizada, que en ocasiones se ve truncada por las secuelas del daño cerebral.