Aracely, de Nazaret Alicante, nos envía sus reflexiones sobre la situación de confinamiento

aracely

Aracely, de Nazaret Alicante, nos envía sus reflexiones sobre la situación de confinamiento

Desde Nazaret, nos hacen llegar una carta de Aracely, unas de las menores que viven en los pisos que esta entidad tiene en Alicante. En los cuales, se atienden a aquellos menores que están sujetos a Protección por parte de la Administración y que por distintas motivos; familiares y/o sociales, que no les permiten permanecer en sus contextos naturales.

«Soy Aracely, una menor de 17 años que residen en Alicante, en el barrio de Florida en uno de los pisos de protección de Nazaret.

Actualmente estoy viviendo con otros 5 menores y todos llevamos en el piso educativo sin poder salir desde el 13 de Marzo.

En el día a día, suelo despertarme sobre las 9.30h, desayuno, me aseo y visto y a partir de ahí arranco con la rutina diaria; primero hago mis tareas escolares como si fuera al instituto y después cada unos de nosotros tenemos tareas diarias como fregar, recoger nuestro cuarto, poner la lavadora y organizar nuestra ropa, etc.

Después comemos por turnos, los más pequeños primero y los mayores después, de esta manera evitamos estar todos juntos.

Por las tardes suelo practicar algo de deporte, pintar, estar con mis compañeros de piso de la misma edad y ayudar a los educadores a elaborar las cenas. Y después de cenar y recoger la cocina, los mas mayores solemos aprovechar para ver alguna serie o películas, así van pasando los días.

Si esta pandemia no hubiera ocurrido, entre semana estaría en las actividades diarias , instituto, gimnasio, estudio, etc. y los fines de semana estaría quedando con mis amigas y visitando a mi familia.

En estos días he tenido que cancelar algunos planes que tenía previsto con mis amigos, tales como celebración de cumpleaños, festivales y conciertos, que se aplazarán a cuando la situación se normalice.

Toda esta situación me ha ayudado a reflexionar y valorar todo lo que tenemos, ya que hay muchos países que no tiene medios y lo están pasando mucho peor que nosotros. Su sistema de sanidad es muy precario y no tienen las mismas oportunidades.

También me ha hecho pensar en los iaios que se encuentran solos y no pueden ver a sus familias en estos días tan duros, así que cuando todo esto acabe espero que todos valoremos más las pequeñas cosas que tenemos a nuestro alrededor.»