Convenio con ASPALI para promocionar el empleo de las personas con espectro autista y síndrome de asperger

aspali

Convenio con ASPALI para promocionar el empleo de las personas con espectro autista y síndrome de asperger

ASPALI nos ha enviado una carta con motivo de la renovación del convenio con nosotros, con el cual se desarrollarán programas de empleo para las personas con asperger para conseguir su inclusión socio laboral. Esta sinergia entre ambas entidades comenzó en 2017 siguiendo hasta hoy en día.

ASPALI nos cuenta que nos conoció a través de las redes sociales, viendo que desde la Fundación Juan Perán – Pikolinos se colaboraba con numerosas entidades de la Provincia de Alicante. Asique decidieron escribirnos para contarnos su proyecto y todo lo que hacen.

Este convenio supone una gran ayuda para esta entidad alicantina, pero sobre todo, para las personas con TEA. Puesto que, en la actualidad, según las últimas cifras europeas (Autismo Europa, 2014), entre el 76 y 90 % de personas adultas con TEA está desempleada y no desarrolla ninguna actividad productiva o laboral. Ante estas cifras, ASPALI, no cesa de trabajar para mejorarlas con notables resultados.

Su proyecto está dirigido a promover la inclusión laboral de jóvenes con TEA en la provincia de Alicante. A través de este proyecto de formación, consiguen que cada año más joven con TEA adquieran las competencias sociales y laborales necesarias para poder acceder a un puesto de trabajo, así como la búsqueda activa de ofertas laborales que puedan encajar con el perfil de cada uno de los participantes. Todo esto se hace de manera individualizada y personalizada a cada participante con profesionales especializados en TEA, lo que asegura una mejor inclusión en un futuro puesto laboral de cada persona participante. En total, 30 personas jóvenes con TEA se beneficiarán de este proyecto.

Entre sus objetivos, se encuentran:

  • Mejorar las oportunidades laborales de colectivo de personas con TEA en la provincia de Alicante.
  • Implementar acciones de orientación destinadas al entrenamiento en habilidades para obtención y mantenimiento de un empleo.
  • Posibilitar la promoción personal y laboral de las personas con TEA en el ámbito educativo y laboral.
  • Confeccionar itinerarios individualizados de inserción para adquirir un conocimiento realista de sí mismo, de sus intereses vocacionales, habilidades, competencias, valores-metas, planes de futuro, etc.
  • Mejorar la calidad de vida, la independencia y la autonomía de las personas con TEA y sus familias.
  • Fomentar el empoderamiento de los participantes en la toma de decisiones sobre su futuro laboral en igualdad de oportunidades.
  • Crear vínculos institucionales a través de convenios de colaboración con entidades públicas y privadas para ofrecer puestos de prácticas que permita la puesta en práctica de los conocimientos adquiridos, así como ampliación del currículum profesional.

 

Para terminar su carta, nos dejan la siguiente reflexión: La puesta en marcha de proyectos de inclusión sociolaboral supone, sin duda, un cambio profundo y positivo en la trayectoria vital de las personas que participan en los mismos, así como en sus familias. Y es que el acceso al mercado laboral en nuestro país sigue siendo una asignatura pendiente para numerosos colectivos sociales que año tras año siguen luchando para acceder al empleo, entre ellos, el colectivo de personas con TEA.