Por el Día de Fundaciones y Donantes contamos la historia de Fátima.

fundacion_rrss_diaeuropeodelasfundaciones__Mesa de trabajo 1

Por el Día de Fundaciones y Donantes contamos la historia de Fátima.

Hoy es un día marcado en el calendario para la Fundación Juan Perán – Pikolinos, ya que se celebra a nivel europeo el Día de Fundaciones y Donantes. Este año, este debemos celebrarlo con más fuerza recalcando el papel que están teniendo todas las fundaciones durante la pandemia.

Desde la Asociación Española de Fundaciones, nos animan a contar testimonios de las personas que estuvieron al pie del cañón durante el periodo del estado de alarma. Fue un periodo muy de mucha incertidumbre y muy duro para mucha gente. Por eso queremos compartir un testimonio de unas de las chicas de A Puntadas, empresa social ligada a la Fundación Juan Perán – Pikolinos y que se reinventó para confeccionar batas y mascarillas para los sanitarios de nuestra zona.

Fátima Latrech tiene 26 años, y ha sabido hacer una bonita mezcla de culturas. Cuando se decretó el Estado de Alarma Sanitaria, Fátima estaba formándose en el taller del Programa de Reinsercción de Mujeres (PRM), pero a pesar del confinamiento, su mente y creatividad seguían volando, es por eso que pasó de ser una alumna del Taller de confección textil  a una trabajadora de A Puntadas. Así Fátima comenzó a trabajar y en seguida pasó a tener un puesto clave en la empresa: el acabado de todo lo que allí se genera.

Fátima quiere enfocar su vida laboral a esa mezcla cultural y su sueño es ser referente de moda árabe en Alicante. Poder confeccionar vestidos de boda y/o fiesta enlazando la calidad textil y el trabajo en cadena de Marruecos y España.

Desde A Puntadas, nos cuentan que están muy contentos de poder acompañarla en este proceso durante los 3 años que va a  formar parte de esta Empresa de inserción, dotándola de herramientas a todos los niveles y asegurándola para poder seguir hacia adelante.

La Fundación Juan Perán – Pikolinos colabora en su programa de inserción laboral, donde está Fátima al incorporarse a A Puntadas. Su misión es conseguir la inserción social y laboral de personas en riesgo de exclusión, a través de ofrecerles un contrato por un periodo máximo de 3 años, como establece la ley, que les permita una experiencia real de trabajo y hacerlas así completamente competentes para su incorporación en el mercado ordinario. Además, se quiere convertir en referentes de un nuevo modelo empresa sostenible, rentable, eficiente y socialmente responsable.

A Puntadas no solo ofrece a Fátima un trabajo estable durante estos tres años sino también le proporciona, a través de una insertora laboral, un acompañamiento individualizado para que pueda encontrar un empleo estable y así poder conseguir alcanzar su sueño. Pero mientras sigue confeccionando mascarillas, batas y otro material sanitario para que nosotros y quienes nos cuidan podamos estar bien protegidos de este maldito virus. 

Así nos sumamos al Día Europeo de Fundaciones y Donaciones y queremos poner en valor la actividad de aquellas personas que no pararon durante el estado de alarma, y recordar que gracias a ellas muchas otras pudieron pasar menos dificultades.