10 de Octubre, día mundial de la Salud Mental

fundacion_rrss_saludmental__Mesa de trabajo 1

10 de Octubre, día mundial de la Salud Mental

Hoy, 10 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Salud Mental. Este año cobra mayor relevancia por la situación del Covid-19, puesto que la alteración de nuestras rutinas y el confinamiento ha afectado la salud mental de muchas personas. Entre ellos, el personal de salud, que presta sus servicios en circunstancias difíciles, y acude al trabajo con el temor de llevarse la COVID-19 a casa; para los estudiantes, que han tenido que adaptarse a las clases a distancia, con escaso contacto con profesores y compañeros, y llenos de ansiedad sobre su futuro; para los trabajadores, cuyos medios de vida se ven amenazados; para el ingente número de personas atrapadas en la pobreza o en entornos humanitarios frágiles con muy poca protección contra la COVID-19; y para las personas con afecciones de salud mental, muchas de las cuales están todavía más aisladas socialmente que antes. Por no hablar de la gestión del dolor de perder a un ser querido, a veces sin haber podido despedirse.

A raíz de esta situación, se espera que la atención dirigida a las personas que sufran o puedan sufrir alguna enfermedad mental aumente en los próximos meses.

Actualmente, la salud mental es una de las áreas más desatendidas de la salud pública. Según datos de la OMS, cerca de 1000 millones de personas viven con un trastorno mental, 3 millones de personas mueren cada año por el consumo nocivo de alcohol y una persona se suicida cada 40 segundos.

Pero a pesar de estos datos, son pocas personas que pueden acceder a los servicios médicos de calidad, bien por falta de recursos o por temor a contagiarse del Covid-19 en un centro médico. En los países de ingresos bajos y medios, más del 75% de las personas con trastornos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias no reciben ningún tratamiento para su afección.

A nivel presupuestario, los países desarrollados gastan una media de 2% de su presupuesto en salud mental. A pesar de algunos aumentos en los últimos años, la asistencia internacional para el desarrollo en materia de salud mental nunca ha superado el 1% de toda la asistencia para el desarrollo en el ámbito de la salud.