Becas de estudio de la Fundación Juan Perán – Pikolinos. Tania, Mónica y Melania nos cuentan su experiencia.

Presentación1

Becas de estudio de la Fundación Juan Perán – Pikolinos. Tania, Mónica y Melania nos cuentan su experiencia.

Uno de nuestros proyectos propios más importantes es la Beca de estudio para hijos de colaboradores del propio Grupo Pikolinos. Estas tienen como finalidad ayudar con los gastos que se derivan de sus estudios. La Fundación lleva 4 años convocando estas becas y ya son varios jóvenes los que han podido finalizar sus estudios gracias a su esfuerzo y tesón. Hemos querido explicar este proyecto de la mano de tres de ellos, se trata de Melania, Mónica y Tania. Las tres, están estudiando en la universidad.

La primera de ellas, Melania, está en su segundo año de doctorado. Lleva más de 10 años en la universidad desde que comenzó el grado en magisterio, viviendo momentos de todo tipo y aumentando la exigencia año tras año siendo todos igual de fructíferos, según nos cuenta. Gracias a esta ayuda puede seguir costeando el material y el transporte para ir a la Universidad.
Por otro lado, y a su parecer, la universidad en España no es tan accesible como en otros países de nuestro entorno. Sobre todo, si no se reciben ayudas para costear los gastos que se derivan de ella, en algunos casos, pueden llegar hasta los 4.000 €, sin contar los gastos de transporte, fotocopias, libros, etc.

Los planes de Melania son ambiciosos, una vez acabada su tesis doctoral quiere prepararse para ser profesora de universidad para enseñar didáctica de la matemática en el grado de magisterio, según nos cuenta. Nosotros la apoyamos a que pueda seguir sus sueños porque seguro que con trabajo y esfuerzo lo puede conseguir.

Por su parte, Mónica está cursando el Grado en Podología. Ella nos cuenta que está aprovechando al máximo sus años de estudio en la que ha organizado congresos, carreras y prácticas, ha conocido muchos profesionales podólogos y sanitarios que le han ayudado a saber todo lo que sabe a día de hoy.

Ella comparte la misma idea con Melania sobre la accesibilidad de la universidad española, los gastos son excesivos y más cuando hay otros como el transporte o el material para cursar una titulación específica. Según Mónica, ser autónomo, funcionario o tener una renta alta no significa que la economía familiar no necesite una ayuda para estudiar. Reivindica el derecho de deberían tener todos, «la oportunidad a ser quien quieras ser«. Mónica lo ha conseguido, la hemos acompañado durante estos cuatro años de su Grado, y ya está en su último curso, este año será podóloga.

Por último, hablamos de Tania, estudiante del Grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos. La beca de la Fundación Juan Perán – Pikolinos supone una gran ayuda para su familia monoparental.

Ella, está disfrutando al máximo sus años en la universidad. Según cuenta, es un lujo estar cuatro años estudiando lo que le gusta, además de ampliar su círculo de amistades ya sean de la misma ciudad o del todo el país.

Sus planes de futuro son bastantes claros y ambiciosos, ya que se ha marcado como objetivo  presentarse a oposiciones del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Pero antes, es consiente que debe coger experiencia en el sector privado en ámbito de las auditorias laborales.

Melania, Mónica y Tania tan solo son tres ejemplos de becas de estudio que ha otorgado estos años la Fundación Juan Perán – Pikolinos a hijos de los colaboradores del Grupo Pikolinos. Una apuesta por la formación de las futuras generaciones.